COCINA CON CRISINOX: Revuelto de espárragos y champiñones

COCINA CON CRISINOX: Revuelto de espárragos y champiñones

Receta de revuelto de espárragos y champiñones

En Crisinox no paramos de idear nuevas recetas para ponéroslo fácil y enseñaros todas las posibilidades que ofrece nuestra plancha a la hora de cocinar.

En todas nuestras recetas siempre intentamos elaborar platos sencillos, que no supongan mucha complicación ni esfuerzo, para que los podáis cocinar en vuestra plancha eléctrica de Crisinox.

Así pues, hoy os traemos una receta exquisita y muy nutritiva que estamos seguros de que la elaboraréis más de una vez. Te solucionará cualquier comida o cena y la tendrás lista en pocos minutos.

¿Quién se puede resistir a un revuelto de champiñones y espárragos? El huevo nos aporta proteína y lo acompañamos con verduras que son esenciales en cualquier plato. Realmente los espárragos trigueros combinan perfectamente con muchos otros ingredientes, por lo que podéis añadir vosotros mismos los alimentos que más os gusten.

Ingredientes

  • Espárragos trigueros
  • Champiñones
  • Ajo
  • Huevos
  • Sal

Preparación del plato

  1. Ponemos en marcha la plancha eléctrica Crisinox

    Para empezar, tenemos que encender la plancha eléctrica de Crisinox y regular el termostato a temperatura media.

  2. Lavamos y cortamos la verdura

    Seguidamente, lavaremos la verdura, en nuestro caso los espárragos y los champiñones. Una vez limpios y secos, procederemos a cortarlos. A los espárragos les quitaremos la parte dura y los cortaremos desde la punta hasta el medio aproximadamente. Los champiñones puedes cortarlos en la forma que quieras, nosotros los hacemos laminados porque quedan más suaves y se integran mejor con los otros alimentos. Si queréis darle más sabor al plato también podéis añadir un ajo bien picadito o una cebolla.

  3. Cocinamos las verduras

    Cuando ya tenemos todas las verduras cortadas, las añadimos a la plancha con un poco de aceite de oliva virgen extra. Es importante que el termostato esté a fuego medio para que las verduras queden bien salteadas y suaves, ya que si ponemos la temperatura al máximo se nos quemarán por fuera y estarán duras por dentro.

  4. Batimos los huevos

    Mientras las verduras se van cocinando, será momento de batir los huevos. En nuestro caso utilizaremos media docena, pero todo dependerá de la cantidad de verduras que le añadas. Un truco para que el revuelto nos quede más meloso y jugoso es no batir mucho los huevos, es decir, solamente removerlos un poco, pero sin batirlos del todo.

  5. Vertemos los huevos

    Cuando los espárragos, los champiñones y el ajo comienzan a dorarse y cogen colorcito, vertemos los huevos por encima. A partir de aquí, es importante ir moviendo la mezcla para que el huevo cuaje roto y no en forma de tortilla. Así pues, vamos removiendo hasta que todo quede bien integrado y el huevo coja el punto que más te guste, ya sea más jugoso o cuajado. Para aquellos que os gusta jugoso y meloso os recomendamos no cocer demasiado el huevo y dejarlo un poco crudo, de esta manera, se acabará de cocinar a posterior con el mismo calor.

Et voilà! Así de sencillo es preparar un revuelto con la plancha eléctrica de Crisinox. La gran ventaja que te ofrece este utensilio al cocinar este plato es que puedes saltear todas las verduras a la vez y seguidamente hacer el revuelto. Por lo tanto, solamente utilizas y ensucias la plancha eléctrica de Crisinox. Maravilloso, ¿no?

Deja un comentario