COCINA CON CRISINOX: Brochetas de pollo con verduras

Cocina con Crisinox: Brochetas de pollo con verduras

Brochetas de pollo con pimiento, calabacín y tomate Cherry

Nos encanta elaborar platos que todo el mundo puede cocinar desde su casa y con ingredientes fáciles que seguramente muchos tenéis en vuestra nevera, por eso os traemos las brochetas de pollo. Esta receta es sencilla, no requiere muchos ingredientes ni procesos de cocinado. Por lo tanto, todos la podéis elaborar y cocinar en vuestra casa. Además, no es necesario que utilicéis los mismos ingredientes que nosotros, la ventaja de esta receta es la versatilidad, puedes hacerla de los alimentos que quieras y de los que dispongas en la nevera.

Elaborando esta receta os daréis cuenta de lo sencillo que es cocinar con la plancha eléctrica Crisinox sin tener que renunciar a la calidad y al sabor. Estamos seguros que repetiréis y cocinaréis las brochetas de pollo más de un día.

Ingredientes para 3 brochetas de pollo

  • 80 gr de calabacín
  • 2 pechugas de pollo
  • 80 gr de pimiento rojo
  • 80 gr de pimiento verde
  • Tomate Cherry
  • Aceite de oliva
  • Pimienta

Preparación del plato

    1.  Encendemos el interruptor y regulamos el termostato a 300ºC

      Como ya sabéis el primer paso siempre es encender la Crisinox a 300ºC para que coja la temperatura deseada y así se precaliente la plancha.

    2.  Troceamos los ingredientes

      A continuación, es importante trocear los ingredientes a la medida que más nos guste para seguidamente poder montar la brocheta. Hay que tener en cuenta que no pueden ser trozos muy pequeños ya que se tienen que aguantar en el pincho, y tampoco una medida muy grande porque nos tiene que caber en la boca fácilmente.

      Un tip que os damos para esta receta es que condimentéis el pollo con alguna especie que os guste, nosotros hemos optado por la pimienta. Esto le aportará una potencia de sabor increíble y le dará fuerza al plato.

    3. Montamos la brocheta

      Una vez tenemos los ingredientes troceados, procederemos a montar la brocheta con el orden que nosotros prefiramos. Nosotros hemos elegido estos ingredientes y un orden concreto, pero como siempre os decimos, se puede hacer al gusto de cada uno. Al fin y al cabo, el orden de colocación no es muy importante, simplemente hay que combinar los ingredientes de la manera que más nos guste y nos apetezca comer.

    4. Añadimos la brocheta en la plancha

      Cuando ya tenemos los ingredientes colocados en la brocheta uno detrás del otro, es momento de cocinarla. Añadimos un poquito de aceite a la plancha y colocamos las brochetas una al lado de la otra para que se hagan por un lado.

    5. La volteamos para que se haga por igual en todos los lados

      Una vez vemos que la brocheta está cogiendo color y ya está dorada, le damos la vuelta y la hacemos por la otra cara. En esta receta es importante que el pollo esté bien hecho, ya que es un tipo de carne que requiere una buena cocción, no debemos dejarlo crudo.

    6. Emplatamos y servimos

      Para terminar, simplemente cuando las brochetas estén a nuestro gusto y al punto que más nos guste, las emplatamos y servimos en el plato.

    7. Acompañamiento

      Como acompañamiento podéis hacer cualquier plato que os guste. En este caso nosotros hemos hecho una ensaladita con zanahoria y cebolla, pero también lo podéis acompañar con un poco de arroz o quinoa.

    ¡Ahora solo queda disfrutar del sabor que tienen estas exquisitas brochetas de pollo! Un plato sano, rico y sencillo en el que puedes cocinar y combinar cualquier ingrediente de tu nevera.

     

Deja un comentario