Brochetas de berenjena con queso y miel

Hoy os traemos un aperitivo super rico y fácil de elaborar que estamos seguros de que os encantará: brochetas de berenjena con queso y miel. El ingrediente protagonista de esta receta, la berenjena, lo hemos utilizado en muy pocas recetas de Crisinox y hoy nos ha apetecido hacerlo. Es una hortaliza súper ligera y digestiva que es muy versátil en la cocina y tiene unos beneficios súper buenos para la salud.

Las brochetas es un aperitivo ideal para ofrecer cuando tienes invitados en casa y quieres dejarlos con la boca abierta. Y si te gusta la variedad de sabores este plato es ideal, un contraste de salado y dulce que te explota en el paladar y te deja con un sabor increíble.

Atento a la explicación de la receta ya que es súper sencilla y conseguirás elaborar un aperitivo ideal y súper rico.

Ingredientes para las brochetas de berenjena

  • 2 berenjenas
  • Queso (el que más te guste)
  • Miel
  • Sal gorda

Información de la receta

  • Tiempo de preparación: 10 minutos
  • Tiempo de cocinado: 30 minutos
  • Tiempo total: 40 minutos
  • Raciones: 5 brochetas

Preparación de las brochetas de berenjena

    1. Cortamos las berenjenas

      Para empezar con la receta de hoy, tenemos que cortar las berenjenas en rodajas verticales. Las ponemos en una bandeja de horno y las untamos con un poco de aceite. Las dejamos aproximadamente 20 minutos a 180ºC.

    2. Enrollamos el queso

      Una vez las berenjenas ya estén blanditas, las retiramos del horno y las enrollamos con un trozo de queso en el interior. Para hacerlo, añadimos un trozo del queso que más nos guste en la punta y enrollamos toda la berenjena hasta conseguir tener un rollito relleno de queso. Al haberlas horneado antes la berenjena estará blandita y perfecta para poder manipularla y enrollarla sin problema.

    3. Elaboramos la brocheta

      Seguidamente, para elaborar las brochetas pinchamos 3 rollitos de berenjena en cada palo y vamos montando poco a poco todas las brochetas. Si no quieres que te quede una brocheta muy llena, puedes poner solamente 2 rollitos por brocheta. Eso es opcional y lo dejamos la gusto de cada uno.

    4. Planchamos la brocheta

      Para que las brochetas nos queden doraditas y un poco más crujientes las pasaremos por la plancha de Crisinox unos minutos. Calentamos la plancha eléctrica de Crisinox con un poco de aceite y planchamos las brochetas.

    5. Añadimos un toque de miel

      Una vez tenemos las brochetas hechas y en su punto, las retiramos de la plancha, les añadimos un chorrito de miel por encima y una pizca de sal gorda. No sabéis la gran combinación que hace en el paladar la berenjena con el queso y la miel. Y el punto de sal le da un sabor increíble. Está para chuparse los dedos.
      ¡ Y listo!

Como hemos dicho antes si eres amante de los contrastes de sabores este es tu aperitivo ideal. El toque salado del queso y el dulzón de la miel hacen que todos los sabores te exploten en el paladar.
Para cocinar esta receta también hemos utilizado el horno, pero es necesario darle un último toque con la plancha de Crisinox para conseguir que el queso se derrita y la brocheta quede mucho más doradita, crujiente y sabrosa. Además, las brochetas nos quedaran por fuera crujientes y doradas pero suaves y blanditas por dentro. ¡Irresistibles!

Rate this post