COCINA CON CRISINOX: Magret de pato a la plancha

Magret de pato a la plancha Crisinox con patata

La receta que cocinaremos hoy en el blog es de las más sencillas que hemos hecho hasta ahora: Magret de pato a la plancha Crisinox con patata aliñada.

Antes de elaborar el plato, como no tiene mucho secreto ni misterio, os contaremos un poco sobre este tipo de carne. El magret es una carne muy singular, porque aun siendo carne de ave, no se considera carne magra y tiene características de carne roja. La carne de pato en general es muy nutritiva y sabrosa, aporta una buena cantidad de proteínas, vitaminas y minerales.

Hay muchas opciones de cocción que podemos utilizar para cocinar el magret de pato, por lo tanto, es una carne fácil de conseguir y de incorporar en cualquier dieta. Además, brinda muchos beneficios, aporta vitamina B, minerales y ayuda a fortalecer el sistema inmune.

Las carnes de aves en general presentan ventajas si las comparamos con las carnes de cerdo, res o de otros animales. Son carnes muy fáciles de cocinar, deliciosas, con un sabor especial y, además, suelen ser más económicas que otro tipo de carnes.

Si nos centramos en la cocción, el magret es una carne que no se debe cocinar demasiado. Todo lo contrario, si queremos que nos quede sabrosa y tierna, debe estar tostadita y crujiente por fuera y rosada por dentro.

Así pues, para elaborar esta receta los únicos ingredientes que necesitamos son:

Ingredientes

  • Magret
  • Acompañamiento (en nuestro caso hemos escogido patata hervida)
  • Aceite
  • Sal
  • Pimienta

Preparación del plato

  1. Encendemos la plancha

    Para empezar, tenemos que encender la plancha eléctrica profesional de Crisinox y poner el termostato a 220ºC. Mientras la plancha va cogiendo calor, vamos preparando el magret.

  2. Salpimentamos la carne

    Seguidamente, para que el magret se cocine bien, por todas partes y sobre todo por el interior, es importante hacerle unos pequeños cortes transversales en la parte de la grasa. Una vez hechos los cortes, salpimentamos la carne para potenciar su sabor.

  3. Cocinamos el magret

    Añadimos un poco de aceite en la base de la plancha y colocamos el magret. Primero dejamos que se cocine por la parte de la grasa, para que ésta se tueste y quede crujiente. Una vez veamos que la grasa ya está cocinada al punto que queremos, le damos la vuelta a la pieza para que se haga por el otro lado.

  4. Añadimos el acompañamiento

    Mientras el magret se está acabando de hacer, prepararemos el acompañamiento. En nuestro caso hemos cogido unas patatas cocidas y las hemos marcado a la plancha. Para darles más sabor y aroma les hemos añadido especias y aceite de oliva virgen extra. Un acompañamiento muy sencillo y que combina de lujo con la carne de pato.

  5. Emplatamos

    Cuando vemos que han pasado unos minutos, comprobamos que la carne está rosada por dentro y un poco tostada por fuera. Si es así, la retiramos de la plancha y emplatamos. Sencillamente cortaremos el magret en tiras para que sea más sencillo de comer y añadiremos una pizca de sal gorda por encima para aportarle más sabor.

Et voilà! Un plato muy sencillo de elaborar, que solamente necesita un ingrediente principal.

El magret es un tipo de carne que también queda fenomenal acompañado de una salsa, como por ejemplo, de frutos rojos. Lo bueno de utilizar la plancha de Crisinox es que la salsa también la puedes cocinar en el mismo utensilio.  Simplemente, coloca una cazuela en la base de la plancha y mientras se sella el magret, puedes ir elaborado la salsa al lado.

Polivalencia, versatilidad y sencillez, todo lo consigues con la plancha eléctrica de Crisinox.

 

Vídeo: Magret de pato a la plancha

Deja un comentario